Mi herencia africana: el mbotou


Si hay algo de lo que me siento muy agradecida a la cultura africana ha sido la posibilidad de probar y comprobar los beneficios de portar al bebé en la espalda.

Ya desde muy joven, en mi imaginación, soñaba con llevar a mis hijos del mismo modo que lo había visto en numerosas películas y fotografías sobre África; y que posteriormente contemplé en mis primeros viajes a Senegal. Admiraba con qué soltura, naturalidad y elegancia las mujeres portaban a sus hijos en sus espaldas, como si el paño que los cubría fuera la prolongación de sus pieles, de la misma manera que cuando el bebé está formándose en sus entrañas.

Esas imágenes tiernas me acompañaron hasta que tuve a mi primer hijo y pude comprobar los beneficios de portar al bebé en el MBOTOU (así es como se llama en Senegal). Asesorada por mi cuñada Calixta, tuve que esperar tres meses hasta que el cuerpo del bebé estuviera preparado; aunque ella me cuenta, que en Senegal lo suelen hacer casi desde el nacimiento.

La experiencia ha sido maravillosa, tanto para el bebé como para mí. Jaime, mi hijo, estaba acurrucado en mi espalda, oliendo mi cuerpo y escuchando los latidos de mi corazón, balanceándose al ritmo que yo marcaba igual que cuando estaba en mi vientre. Y yo sentía esa cercanía entrañable, el calor de su cuerpo junto al mío y su respiración; y todo ello con la posibilidad de realizar las tareas cotidianas sin necesidad de dejar al niño en carritos o cunas.

Este portabebé africano, no sólo tiene beneficios emocionales y afectivos para la buena crianza del bebé, generando seguridad y autoestima en él; sino también tiene favores físicos para la madre, que le hace mantenerse erguida soportando el peso del bebé en el esternón y en la cintura, sin sobrecargar la espalda y las cervicales como los clásicos portabebés que todos conocemos, y a su vez, fortalece los músculos del niño (sobre todo los del cuello) y abre sus caderas (evitando luxaciones durante su crecimiento). Se recomienda utilizarlo durante el primer año de vida hasta que el niño comienza a gatear y caminar, pero luego es un recurso ideal para mecer, relajar y dormir al bebé durante muchos meses más.

Mi hermana Maica y yo, hemos tenido durante muchos años una estrecha relación con AK BENN, un Centro Social en Grand Yoff (Dakar) donde mujeres y niños acuden en busca de formación y trabajo. Allí Maica, junto a un grupo de mujeres, diseñó un mbotou precioso para La Galería de MAMAH AFRICA, respetando las formas y estética de este portabebé africano.

¡Cada vez que veo a una mujer embarazada, lo recomiendo SIEMPRE!. Creo que es tan bueno y beneficioso que hay que compartirlo. Es cómodo y rápido de poner y quitar (hay vídeos en internet que te lo explican), no ocupa lugar (lo puedes transportar incluso en tu bolso de mano), es bueno para la madre y para el bebé... ¿qué más se puede pedir?.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
ESTAMOS EN:

Conde Duque 48, bajo derecha, 28015 Madrid

ENTÉRATE DE TODO:
SíGUENOS
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Copyright 2014 MAMAH AFRICA | Conde Duque 48, bajo derecha, 28015 Madrid Teléfonos: 609989641/ 636504248