PRODUCTOS

KIM MANRESA

Colchas bogolán. Estos paños son totalmente únicos y exclusivos. No hay ninguno igual ni en diseño ni en medidas.

 

- Foto 1... Bogolán con tonos blancos, negros, marrones y ocres. Medidas: 1,90 x 2,20 m

- Foto 2... Bogolán con el centro en blanco y negro y tonos pardos al rededor y con marco en negro y blanco. Medidas: 1,75 x 2,35 m

- Foto 3... Bogolán negro y blanco. Medidas: 1,46 x 2,30 m

- Foto 4... Bogolán con tonos blancos, negros, marrones y ocres. Medidas: 1,65 x 2,30 m

- Foto 5... Bogolán con diseño moderno de diferentes tonalidades.

1,83 x 2,40 m

 

***IMPORTANTE especificar en el pedido el número de foto.

 

El bogolán es un tejido elaborado a partir de la unión de finas bandas de algodón (de unos 15 cms) hilado y tejido a mano, teñido con plantas y barro del río Níger. Es  originario de las tierras que forman la actual República de Malí, especialmente la zona norte del río Níger. Los pueblos que practican esta técnica ancestral son los minyanka (Malí), los senufo (Malí, Burkina Faso y Costa de Marfil), los dogón (Malí) y sobre todo los bambara (mayormente de Malí, Burkina Faso y Senegal) y todos pertenecen a  los mandinga; un grupo étnico que tiene en su haber la fundación del mayor de los antiguos imperios de África occidental.

 

Hecho de arcilla. Este es el significado literal de la palabra bambara bogolán, el arte de hacer con la tierra y algodón unos tejidos cuyas milenarias raíces se pierden en tiempos remotos. Cuenta la leyenda, que en Malí, un cazador se cayó en el cauce del río Níger cuando perseguía a su presa, y que el negro lodo del fondo ensució la túnica amarilla que vestía. Por más que su mujer trató de lavarla, la mancha negra quedó impresa para siempre en el tejido. Fue así como se descubrió el bogolanfini o la tela del barro, que sólo mucho después se supo que tiene su fundamento en una reacción química entre la arcilla, rica en óxido de hierro, y tintes vegetales que provienen de diferentes plantas de la zona y con las que teñían las blancas telas de algodón. Estas telas eran basilan, que quiere decir en bambara, las plantas que curan y gracias a ellas, estos paños adquieren unas propiedades que van más allá de una belleza cromática ligada a la tierra: se convierten en basilanfini o telas que curan.

 

Cada color tiene su basilan. Para el amarillo, utilizan las hojas del árbol N’galama, el abedul de África, al que tradicionalmente se atribuye el poder de combatir el paludismo; también previene algunas infecciones de piel, tal si fuera un antibiótico natural. Desde la antigüedad, a los niños que se circuncidan se les cubre con paños de teñidos con el dorado del N’galama.

 

También utilizan el M’Peku, cuyas propiedades antioxidantes hacen que sus componentes sean especialmente útiles para casos de disentería o dermatitis. En este caso, el aprovechamiento viene de su corteza, de la que se hace un cocimiento hasta lograr ese tono marrón rojizo que tanto caracteriza a los bogolán.

 

El arte del bogolán, tradicionalmente ha sido exclusivo de las mujeres. Eran ellas las que decoraban y adornaban las telas para vestir a sus familias primero (las utilizan hombres, mujeres y niños), y más tarde a su clientela. Hoy en día, en las aldeas, las mujeres siguen conservando los principios tradicionales de la fabricación del bogolán, con la técnica de estampación por reserva, y el vocabulario simbólico heredado de sus ancestros. Este lenguaje femenino a través de los símbolos transmite mensajes de la misma manera que la tradición oral. Cada símbolo tiene un nombre, y la sucesión de éstos hace que se cree un discurso. Las mujeres bambara consideran que todos los elementos utilizados en la elaboración del bogolán tienen propiedades mágicas, terapéuticas y de protección contra las agresiones externas.

 

En la actualidad, el tejido bogolán además de su valor cultural y estético, es un símbolo de identidad del pueblo maliense y de África en general. A partir de los años 70, tras la independencia, un nuevo impulso del bogolán se extendió a países vecinos e incluso a Europa y América, a través del comercio y de la moda. Estos paños se utilizan sobre todo en la decoración, muy valorado por estilistas, diseñadores y artistas plásticos. En estos años también se crea el Grupo Bogolan Kasobane integrado por seis artistas  que se han dedicado a estudiar y a investigar en profundidad la técnica tradicional del bogolán para aplicarla en sus obras y para poder transmitirla a las nuevas generaciones de su país.

 

Texto de Laura y Maica de la Carrera

Colcha bogolán

150.00€Precio
    ESTAMOS EN:

    Conde Duque 48, bajo derecha, 28015 Madrid

    ENTÉRATE DE TODO:
    SíGUENOS
    • Facebook - Black Circle
    • Instagram - Black Circle

    Copyright 2014 MAMAH AFRICA | Conde Duque 48, bajo derecha, 28015 Madrid Teléfonos: 609989641/ 636504248